hielo-dolor-muelas-juicio

Las muelas del juicio no tienen ninguna utilidad actualmente. Hace miles de años, nos servían para poder masticar los alimentos que consumíamos, pero nuestra fisionomía empezó a cambiar como resultado de los cambios de hábitos. Aun así, su erupción suele traer consigo cierto dolor, lo que lleva a los pacientes a preguntarse qué pueden hacer para acabar con esas molestias.

Para aliviar el dolor de muelas del juicio, desde nuestra clínica dental en Montecanal (Zaragoza), te explicamos algunos remedios caseros que puedes seguir.

 

Aplica hielo en la zona dolorida

El hielo es el remedio casero para el dolor de las muelas del juicio más popular. Puede ayudarte a reducir la inflamación de la encía y, por tanto, las molestias. Aplica una tela con hielo, para evitar quemar la piel, durante menos de 15 minutos.

Recuerda descansar entre aplicaciones durante otros 15 minutos. Puedes repetir este proceso hasta que el dolor se haya reducido.

 

Coloca una bolsa de té negro en la zona dolorida

Los taninos de las bolsas de té tienen propiedades que combaten las bacterias y la inflamación, por lo que ayudan a reducir la hinchazón y a calmar el dolor.

Prepara un té como de costumbre, pero deja en la nevera la bolsa humedecida en agua hasta que se enfríe. Después, saca el té y deposítalo en la zona que te duela.

Este remedio casero para el dolor de las muelas del juicio es muy útil no solo para combatir las molestias, sino también para reducir la hinchazón.

 

Enjuágate con agua y sal

Este remedio casero para el dolor de las muelas del juicio es especialmente eficaz si se presentan heridas alrededor de la pieza dental. Los enjuagues con agua y sal ayudan a tratar infecciones y reducir molestias.

Para prepararlos, añade unas cucharadas de sal a un vaso de agua. Haz gárgaras con esta mezcla durante varios minutos y escúpela. Puedes repetir este proceso dos o tres veces al día.

 

Mastica perejil

En la naturaleza encontramos otros muchos alimentos que pueden servir como remedios caseros para aliviar el dolor de las muelas del juicio. Uno de ellos es el perejil, que ayuda a combatir las bacterias de la boca. Además, tiene propiedades anestésicas que reducen el dolor.

Mastica unas pocas hojas de perejil fresco con suavidad en la zona donde notes molestias. Tras hacerlo, recuerda cepillarte para eliminar los restos que se queden en los dientes.

 

Llámanos si tienes dolor de muelas del juicio. En nuestra clínica conocemos a la perfección cuándo hay que extraer las muelas del juicio, por lo que llevaremos a cabo un diagnóstico personalizado para encontrar la mejor solución.