Ante cualquier problema dental o periodontal (de encías), acudir al dentista lo antes posible es lo más recomendable, permitiendo un diagnóstico temprano que facilite el tratamiento posterior.

Si tienes una infección en las encías, las molestias pueden ser muy incómodas. Por ello, desde nuestra clínica dental situada en Montecanal (Zaragoza), queremos informarte de una serie de remedios caseros que pueden calmar tu dolor hasta que acudas al dentista.

Nuestros expertos en periodoncia te recomiendan seguir los siguientes consejos:

 

  • Incrementa la atención a tus tareas de higiene dental. En ocasiones, no le damos la importancia que merece a la limpieza dental. Un buen cepillado, acompañado de un enjuague bucal adecuado, son fundamentales para prevenir el dolor de encías o para evitar que este aumente si ya existe.

 

  • Enjuágate la boca con agua y sal. Es un remedio casero muy sencillo y que aliviará notablemente el dolor en tus encías, pues actúa contra las bacterias de nuestra cavidad oral favoreciendo que las encías se desinflamen y vuelvan a su estado natural.

 

  • Consume manzana. La manzana es la fruta ideal para el dolor en la zona periodontal, pues elimina la placa bacteriana y ayuda a la higiene bucal.

 

  • Aplícate frío en la zona. El hielo se suele utilizar para reducir la inflamación de las zonas afectadas y las encías no suponen una excepción. Lo ideal es aplicar hielo molido en la zona enrojecida o inflamada, lo que sin duda aliviará tus molestias.

 

  • Masajéate las encías. Con cuidado y suavidad, masajear tus encías con un dedo limpio puede reducir algo tus molestias. Es importante que no ejerzas apenas presión, pues podrías incrementar el dolor.

Todos estos remedios tienen como objetivo aliviar el dolor, pero será necesaria una visita con el dentista para realizar un estudio exhaustivo de tu estado periodontal.

 

Expertos en los problemas de encías

En nuestra clínica dental contamos con especialistas en los problemas periodontales. Si tus encías se han inflamado o enrojecido y sientes molestias, lo ideal es que pidas cita inmediatamente con el dentista. Hasta que acudas a la clínica dental, puedes adoptar los remedios caseros explicados anteriormente, pues serán de gran ayuda para reducir el dolor.

Además, debes saber que la prevención es fundamental para evitar infecciones de encías, siendo la higiene dental y la alimentación dos factores imprescindibles para no sufrir enfermedades periodontales como la gingivitis o periodontitis.