Ortodoncia interceptiva en niño

Durante los primeros años de la infancia los dientes de los más pequeños de la casa crecen, a menudo, en posiciones que no son las adecuadas.

Por esta razón, se suele recomendar visitar al dentista y al ortodoncista infantil para que se pueda poner remedio a la malposición y maloclusión dental con tratamientos como la ortodoncia interceptiva.

Te contamos en nuestro post todos los datos acerca de este tipo de ortodoncia infantil.

 

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva es uno de los tratamientos de ortodoncia que están disponibles en nuestra clínica dental de Montecanal (Zaragoza), también estamos muy cerca de barrios como Valdespartera y Rosales del Canal, por si necesitas un dentista en esta zona.

Está enfocada únicamente a niños entre 6 a 11 años y, además de tratar los problemas de maloclusión y malposición, se usa para prevenirlos.

Se suele decir que es más sencillo tratar estos problemas cuando los huesos están en desarrollo y los dientes aún no están en su lugar definitivo. Por ello, la ortodoncia interceptiva se coloca solo durante la infancia.

 

¿Para qué sirve la ortodoncia interceptiva?

Cuando el ortodoncista recomienda utilizar ortodoncia interceptiva no se hace con la intención de evitar un tratamiento de ortodoncia en el futuro, sino para solucionar y prevenir problemas de maloclusión y malposición.

A menudo puede ser necesario para muchos niños utilizar ortodoncia tradicional en una época posterior. La ortodoncia interceptiva facilitará los tratamientos posteriores, por ello, es tan importante.

Con todos estos datos podemos resumir que la ortodoncia interceptiva ayuda a:

  • Controlar y guiar el desarrollo del hueso mandibular
  • Corregir la falta de espacio para el crecimiento de las piezas dentales
  • Prevenir problemas de maloclusión
  • Ensanchar los huesos del paladar
  • Corregir problemas derivados del uso del chupete

 

¿Cómo puedo saber si mi hijo necesita ortodoncia interceptiva?

El ortodoncista infantil es quien puede decirte si tu hijo necesita este tipo de ortodoncia, pero puedes estar atento ante estos signos:

  • Tiene tendencia a respirar por la boca
  • Ronca por la noche
  • No pronuncia bien
  • Le cuesta masticar y morder
  • Tiene los dientes visiblemente apiñados

 

Si tu hijo tiene alguno de estos problemas y quieres la valoración de un ortodoncista, puedes consultarnos en nuestra clínica dental.