Qué alimentos evitar con ortodoncia

El tratamiento de ortodoncia con brackets es el más elegido por aquellas personas que desean mejorar la estética de su sonrisa, alinear sus dientes y mejorar su mordida. Debido a su precisión y efectividad es la mejor opción tanto para adolescentes como para adultos.

A pesar de ser un tratamiento conocido por la mayoría de las personas, una de las dudas que más presentan los pacientes a los dentistas es qué alimentos se puede o no se puede comer durante el tratamiento ortodóncico. En este punto es importante cuidar que todo aquello que vayamos a ingerir con brackets no los dañe ni los fracture. A continuación, te presentamos los alimentos que debes evitar si llevas brackets.

Chucherías

Las gominolas, chicles, caramelos… se caracterizan por ser duros y pegajosos, lo que incrementa la probabilidad de que se despeguen los brackets de nuestros dientes. Además, la gran cantidad de azúcar que contienen acentúa la posibilidad de sufrir caries dental.

Frutos secos

El maíz, los cacahuetes, los anacardos o las avellanas son algunos de los alimentos que deberemos evitar mientras llevemos brackets. Al realizar la acción de morder, nuestros brackets se pueden desplazar o despegar al entrar en contacto con ellos. Para evitar visitas inesperadas al dentista, lo mejor será controlar la ingesta de este grupo de alimentos mientras dure el tratamiento.

Bocadillos

De la misma manera que los frutos secos, los bocadillos están contraindicados para las personas que lleven brackets. La presión que se ejerce con los dientes sobre este tipo de alimentos puede terminar dañando la estructura de nuestros brackets.

Carnes fibrosas

Este tipo de alimentos, a diferencia del resto, no son perjudiciales por su dureza sino porque existe mayor probabilidad de que se queden restos entre los brackets, lo que significa que habrá que realizar una higiene posterior mucho más profunda de lo que estamos acostumbrados.

 

Recuerda que mientras dure el proceso de ortodoncia con brackets es necesario que se primen las medidas de higiene para evitar enfermedades bucodentales. Un cepillo especial para ortodoncia, seda interdental, cepillos interproximales y enjuagues con flúor serán tus mejores aliados.