dientes-con-caries-dentales

Las caries dental es la enfermedad infecciosa bucodental más común entre los pacientes que acuden a nuestras consultas, y prevenirla puede ser tan sencillo como cuidar la higiene dental.

La caries comienza siendo un pequeño orificio en una pieza dental originado por la acumulación de bacterias en la boca, principalmente por una mala higiene dental y por el consumo de alimentos muy azucarados. Este hueco se forma debido a una mala higiene dental permitiendo la acumulación de placa bacteriana en los dientes.

Si tras ingerir comida o consumir bebidas azucaradas no se cepilla bien la dentadura, se forma la conocida placa dental, debido a los azúcares y al almidón. Las bacterias se alimentan de estas acumulaciones y la placa que se va endureciendo por la acumulación de minerales, con el paso de los días permite a estas bacterias seguir proliferando, haciendo aún más difícil su eliminación por métodos sencillos como el cepillado.

Cualquier persona puede tener caries dentales, aunque es más común entre niños, adolescentes y ancianos debido a una mala educación dental o a la desatención hacia el cuidado de los dientes. Si no se trata a tiempo puede extenderse y afectar a zonas más profundas, provocando un intenso dolor en el diente, infecciones en la raíz e incluso pérdida parcial o total del mismo.

Para no tener caries hay que aprender y aplicar una serie de hábitos:

  • La educación dental del paciente es el pilar sobre el que se construirá la salud bucodental, por ello, es necesario que desde edades tempranas los niños aprendan cómo deben cuidar su boca y sus dientes para conservarlos en perfecto estado. Esto también incluye a los adultos que no han recibido la información adecuada y han descuidado su dentadura.
  • Para mantener una boca sana es imprescindible lavar los dientes, las encías, la lengua y toda la cavidad oral mínimo 3 veces al día, después de cada comida a poder ser. Al hacer esto eliminamos las bacterias que se pueden acumular en los dientes y formar caries.
  • Para evitar que la comida se quede entre los dientes y ocasione placa bacteriana se puede complementar el cepillado de dientes con el uso del hilo dental y los cepillos interdentales.
  • Evitar en la medida de lo posible los alimentos con alto contenido azucarado para que no se pueda formar placa bacteriana. Si se consumen alimentos o bebidas azucaradas es recomendable lavar los dientes como mucho 20 minutos después de la consumición.
  • Se recomienda el uso de pastas o enjuagues bucales que contengan fluoruro, ya que estos aportan minerales al esmalte haciéndolo más resistente.

Estos consejos te pueden ayudar a mantener la boca libre de bacterias y de placa dental, pero hay que ser prudente y acudir a revisiones con el dentista cada 6 meses, porque las caries pueden ser asintomáticas en su estadio inicial y no se recomienda dejarlas sin supervisión.