Diente-perdido-traumatismo-dental

Sufrir golpes desafortunados es una situación bastante más frecuente de lo que quisiéramos. En ocasiones, ciertos traumatismos pueden afectar a la estructura dental, provocando la rotura de dientes e incluso su pérdida.

En nuestra clínica dental situada en Montecanal, atendemos las dudas de nuestros pacientes, procurando que sepan cómo actuar ante cualquier situación. Por ello, como expertos en el sector, aportamos a continuación el plan de acción a seguir si sufres un traumatismo dental.

 

Plan de acción después de un traumatismo dental

Una vez se ha producido el golpe, es fundamental que mantengas la calma. Debes saber que hoy en día, no hay problema dental que no pueda solucionar el dentista y, estar tranquilo, te permitirá tomar las mejores decisiones.

Si el diente es definitivo, contemplamos 3 situaciones:

  • El diente se mueve. Un traumatismo es posible que debilite la sujeción, lo que ocasionará que la pieza dental se mueva. Si el diente se mueve, no debemos tocarlo, evitando que empeore aún más la situación. Es importante acudir al dentista lo antes posible para que ajuste la pieza dental de la forma correcta.
  • Fractura del diente. Un golpe fuerte puede provocar la pérdida parcial del diente. Si alguna vez te ocurre, debes tratar de encontrar la parte del diente perdida y acudir inmediatamente al dentista. Una vez allí, los especialistas valorarán cómo reimplantarla.
  • Pérdida completa del diente. Tras un impacto grave, puede producirse la pérdida total del diente. Tras perder un diente, es importante conservarlo en leche o saliva del paciente y visitar al dentista con inmediatez. Si actúas de esta forma, lo más probable es que los dentistas puedan reimplantar el diente natural de nuevo, evitando la intervención para colocar implantes y prótesis dentales.

Ante cualquiera de las situaciones anteriores, actuar con rapidez y sensatez es clave para conseguir que la salud dental no se vea afectada. Si en los casos de pérdida dental (total o parcial), no se encuentra la parte perdida, será el especialista el que decidirá qué tratamiento conviene más, tratando de lograr que no se ve afectada ni la parte estética ni la funcional.

En el caso de que el traumatismo afecte a dientes temporales, jamás se deberá optar por reimplantar la pieza perdida, pues dificultará la erupción de los dientes definitivos. Habrá que acudir al dentista con urgencia en los casos en los que se produzca intrusión (el diente se hunde en el hueso), extrusión (el diente se desplaza del alveolo) o fractura coronal. Para estar tranquilos, lo mejor es acudir al dentista ante cualquier golpe moderado o grave, obteniendo un diagnóstico realista que permita solucionar la situación de manera eficaz.