Así e sun blanqueamiento dental para fumadores

Resulta inevitable que los dientes de los fumadores tiendan a amarillear con el paso del tiempo debido al consumo reiterado de tabaco. Cada vez son más los pacientes que acuden a la consulta de su odontólogo para pedir información sobre blanqueamientos dentales con la duda sobre si realmente resultarán efectivos al ser fumadores.

¿Por qué el tabaco oscurece los dientes?

Las manchas en los dientes que suelen presentar las personas fumadoras adoptan un color amarillento e incluso más oscuro, en muchos casos, alcanzando tinciones marrones o grises.

Estas coloraciones aparecen por el efecto de las sustancias nocivas que alberga el humo: la nicotina, el alquitrán u otros aditivos, los cuales entran en contacto directo con la estructura dentaria incrustándose en ella.

Los restos de estas nocivas sustancias se adhieren a los dientes de los fumadores provocando manchas en la parte más externa y desencadenando otros problemas que afectan directamente a su salud bucodental. También se desarrolla un incremento del acúmulo de sarro, por lo que las limpiezas y los blanqueamientos dentales son dos tratamientos muy demandados por las personas fumadoras.

¿Se puede hacer un blanqueamiento dental a fumadores?

En efecto, un fumador puede realizarse un blanqueamiento dental obteniendo resultados efectivos. Sin embargo, lo que hay que tener en cuenta es que, si el consumo de tabaco no cesa, se puede llegar a perder el color conseguido por aparición temprana de nuevas manchas y oscurecimiento.

El tabaco oscurece los dientes antes y después del blanqueamiento, por lo que lo más recomendable es suprimir el consumo de tabaco, mínimo, mientras dure el procedimiento y continuar sin fumar 2 o 3 semanas después de su aplicación para intentar alargar la vida del aclarado dental. Sin embargo, lo más recomendable es no volver a fumar después de realizar un blanqueamiento. Esta podría ser una buena oportunidad para dejar de lado el tabaquismo.

Alternativas para manchas dentales en fumadores

En los casos en los que las manchas son demasiado profundas, es posible que sea necesario optar por otro tipo de tratamiento estético que logre camuflar los dientes oscuros de los fumadores, como las carillas dentales. Esta técnica consiste en la colocación de finas láminas elaboradas con materiales resistentes y biocompatibles que se adhieren a la estructura más visible del diente para cubrir cualquier tipo de imperfección.

Ven a visitarnos a nuestra clínica de Montecanal en Zaragoza, nosotros haremos una valoración sobre el estado de tus manchas dentales provocadas por el consumo de tabaco y consideraremos si un blanqueamiento dental profesional es la mejor opción para tu caso. ¡Pide ya tu cita!